martes, 20 de julio de 2010

Relleno

Soledades de relleno,
tristezas de relleno...
malos hábitos adquiridos
durante una vida
de desaprendizaje y pajas mentales.
No son más que gargajos
que nos impiden disfrutar
el sabor de la miel, licor o néctar
de nuestro sol solo.

16 comentarios:

José María JURADO dijo...

Y no tan mentales, je, je.
Un saludo, my friend..

Las hojas del roble dijo...

De to un poco..
Un abrazo, maestro Jurado

José Miguel Ridao dijo...

Cada vez hay más silicona, coño. Y estoy con JMJ...

Las hojas del roble dijo...

Cierto, Ridao

maile dijo...

Si... ya.. claro... vale... de acuerdo... pero es que hay gargajos que se resisten, caray. ¿ o no, señor ?

Juanma dijo...

Tras leer a maile, ¿qué cabe decir?. Que me gustó mucho el verso final, eso sí.

Un fuerte abrazo.

Aurora Pimentel dijo...

Me gusta. Soledades necesarias... Un beso, Julio.

Las hojas del roble dijo...

Algunos son eternos, Maile

Las hojas del roble dijo...

Gracias, Juanma. Me gusta que te guste.
Un abrazo

Las hojas del roble dijo...

Soledades necesarias y buscadas.
Un beso, Aurora

América dijo...

Que las cosas se nos acumulan en el trastero,dejamos de disfrutar, como dices de to un poco...

Un abrazo de ida y vuelta.

Las hojas del roble dijo...

Así es, América.
Abrazos de ida y vuelta

Alejandro dijo...

Más naturalidad y menos relleno, querido Julio.

El alegre "opinador" dijo...

Hay que ver cómo te has puesto de vodka caramelizado en mi ausencia... Estas fatal.
Un abrazo.

Las hojas del roble dijo...

Eso digo yo, Ale.
Un abrazo

Las hojas del roble dijo...

Ya vodka a palo seco, sin mariconadas, Opi.