lunes, 19 de abril de 2010

Interesan los resultados
estadísticamente probables
y el número de besos,
caricias o polvos por semana.
Ya no tienen valor
la mirada furtiva,
el tropezón que choca torsos
o el arrumaco furtivo
de un ascensor en una tarde de domingo:
le pediré a mamá-
me la tengo conquistada-
otros cuarenta duros.
Nos abrazaremos
en un portal
mientras el aire,
nuestro confidente,
siga trayéndonos,
compinche indiscutible,
aromas de azahar.

4 comentarios:

Cita dijo...

Claro que tienen valor esas cosas lo que pasa que no es un valor popular, es única y exclusivamente el valor que le quieras dar tú

Un besazo

Cita

em10 dijo...

Es necesario tener en nuestro día a día menos estadística y más poesía. Afortunadamente el aire es nuestro aliado.
Un abrazo.

madison dijo...

Es que los preliminares son lo mejor.

América dijo...

Usted amigo es puraaaa poesía!

Un abrazo de ida y vuelta.