lunes, 28 de marzo de 2011

Cuaresma. Las miradas del amor (IV)



Santísimo Cristo de la Misericordia. Imagen esculpida por el escultor e imaginero Luis Ortega Bru (San Roque, Cádiz, 16 de septiembre de 1916 - † Sevilla, 21 de noviembre de 1982)
Antigua y Fervorosa Hermandad de la Santa Cruz y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Misericordia y Ntra. Señora de la Piedad, Patriarca Bendito Señor San José y María Santísima de la Caridad en su Soledad
Capilla de la Piedad (Baratillo).


Siempre me he preguntado cómo de un trozo de madera puede brotar la vida eterna. El rostro del Santísimo Cristo de la Misericordia refleja este extremo con una naturalidad y un realismo estremecedores. Jesús, hombre, se acerca al hombre.

También conmueve su rostro de párpados hinchados, la boca curvada sin estertores, la nariz asimétrica…cualquiera pensaría que el que sujeta en el regazo Nuestra Señora de la Piedad es un gitano o un torero del Arenal, su barrio.

Dicen que Ortega Bru calcaba los rasgos anatómicos, y así es: el brazo caído en señal de abandono de la vida o de las fuerzas es digno objeto de estudio en sí mismo: por él se ve descender la vida como en un manantial que desemboca en los corazones de los fieles.

1990, Casa de la Moneda, el frontón partido- como mi pecho-.Yo te abrazaba mientras desde el desvencijado balcón volaba una saeta. Recuerdo que lloré -y tú también-; Cristo había muerto entre claveles.

Imágenes artísticas del fotógrafo y escritor Ramón Simón en su magnífico blog Sombras pequeñas

6 comentarios:

Fernando Moral dijo...

Qué razón tienes. Ay ese brazo caído.

Un abrazo.

Miradme al menos dijo...

Gracias a los dos por vuestro amancebamiento artístico. No se os ocurra divorciaros.

Un abrazo

Cruz de guía dijo...

Con tu poesía has mecido a
Dios

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Bravo por mis dos amigos

Anónimo dijo...

Sublime ...nunca vi (pobre de mí,poco mundo recorrido)que unas imágenes se acompañaran tan bien;y unas palabras describieran lo que nuesto ojo no alcanza:Sentimiento en Julio.Realidad en Ramón.Estoy deseando poder "tocar" esa unión.Y si lo planteáis en la ONCE.Así todos "veriamos".Un abrazo. AnónimoE

América dijo...

Vale la pena abandonarse y contemplar por varios minutos las imágenes, recrearse una y otra vez en el texto,esto es un regalo inapreciable.
Más abrazos de ida y vuelta.