martes, 8 de febrero de 2011

La amada invencible

No mandé yo mis naves
a luchar contra tus elementos.

7 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

No, pero a veces ocurre que así pasa...
Breve y sugerente (perdón por la redundancia).
Un abrazo, hermano.

Rafael Lucena Soto dijo...

Algo ingenuo este yo-lírico. Salud, siempre.

Miradme al menos dijo...

¡Pero vaya elementos! Yo no me atrevería.

Un abrazo

Aurora Pimentel Igea dijo...

Envidio tu brevedad, en tan poco ... tanto. Un fuerte abrazo.

Ramón Simón dijo...

"po no he sido yo",

un abrazo.

Alejandro dijo...

No te quepa duda, Roble. Batalla perdida.

Sombras Chinescas dijo...

Esencia destilada.

Saludos.