sábado, 20 de febrero de 2010

Hotel Amadeus



El sábado por la mañana me fui a dar un paseo por el centro. El estrés ¿o es cuatro? de las últimas semanas me reclamaba soledad, silencio, recogimiento y autoanalisis, así que me largué conmigo mismo (no soy mala compañía, creo).
Una vez atravesado el puente de los Bomberos, que bien podría haberse llamado de los Toreros por el barrio, se adivina la bocana de Santa María la Blanca. Adentrado en la misma, el viajero vislumbra el estrechamiento que lleva a la calle San José. Poco más hacia adelante, y en la esquina con Farnesio, se encuentra el hotel Amadeus, un hotel con encanto. Su alfombra roja cubre la calle y sorprende gratamente a quienes pasen por aquellos lugares.
Es un hotel musical, de famila de artistas: músicos, escritores...los conozco bien y los quiero, y cada vez que paso por allí me agrada mirar de reojo...Siempre sigo hacia adelante.

21 comentarios:

El alegre "opinador" dijo...

Buen paseo, sí señor. Espero que te haya servido de verdad para relajarte un poquito.
Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

He leído algo sobre ese hotel y dan ganas de entrar, sobre todo si ensaya algún músico, al clave a ser posible.

Un abrazo.

Las hojas del roble dijo...

Algo, Opi.

Las hojas del roble dijo...

Un abrazo, Ridao

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Usted descanse, descanse, por favor.

em10 dijo...

Un buen paseo siempre viene bien. Y qué poco tiempo nos queda para cultivar esa amistad con nosotros mismos. Que la disfrutes.
Un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

No, no eres mala compañía, Roblete. Y tampoco tienes mal gusto paseando. Un abrazo.

Las hojas del roble dijo...

Por supuesto, don Javier.

Las hojas del roble dijo...

Gracias, Enrique, y un abrazo a ti también

Las hojas del roble dijo...

Grasia, Juanito. Lo mismo te digo.

Speranza dijo...

El viernes pasé con Massimo por allí, y como ese sitio hay más de uno en Sevilla que merece la pena ser paseado y mirado cuantas veces se pueda.
Feliz próximo paseo, esperando que vengas por Triana ;)
Un beso, Julio.

madison dijo...

Pues es cuestion de planear un finde con..."encanto"
El lugar parece precioso

Capitán dijo...

Y yo que recuerdo la galería Cave Canem que ocupaba el actual edificio del hotel ...

Ramón Simón dijo...

La próxima vez me llama, para acompañarte claro.
Un abrazo

amadeus dijo...

pues la próxima vez que pases por allí, no mires de reojo; sigue la alfombra roja y te recibirá un estupendo desayuno o un vino de naranja hecho en los conventos de sevilla. En la terraza te esperan multitud de torres y espadañas y serás recibido como tú te mereces, ya que todos mis hijos han recibido tus enseñanzas y has contribuido a su amor por la cultura. un fuerte abrazo

Las hojas del roble dijo...

Pasearemos, Spe.

Las hojas del roble dijo...

Lo es, Madi

Las hojas del roble dijo...

Anda que no, Capi

Las hojas del roble dijo...

Te llamo, Ramón

Las hojas del roble dijo...

Amadeus: no tengo palabras...

Las hojas del roble dijo...

Sigo sin palabras, Amadeus