martes, 4 de octubre de 2011

Oniric, please

Dime tú, onirista,
si sabes calcular
la edad de mis sueños
(si son nuevos
o están caducados
por la baba lasciva del reloj).
Y en los cálices de plata
del olvido
beberemos las últimas
gotas de mi desesperación.

4 comentarios:

Fernando Moral dijo...

100% Ariza, 100% de mi gusto.

Un abrazo.

Alonso dijo...

Va bene, Julius, va.

Alonso

América dijo...

Sin desesperación,absolutamente hermoso.

Abrazos de ida y vuelta.

Sombras Chinescas dijo...

Aunque uno los estrene, los sueños jamás son nuevos.

Salud, maestro.