lunes, 27 de diciembre de 2010

La nieve se apaga

La nieve se apaga
con la sal del tiempo,
la nieve se apaga
y sólo queda el hielo
(caliente e indescifrable).

6 comentarios:

Aurora Pimentel dijo...

El hielo es extraño, J. Y tu poema exacto. Un abrazo.

América dijo...

Precioso...Y tu poema exquisito.

Por un feliz 2011.
Abrazos de ida vuelta de los mios para los tuyos.

Miradme al menos dijo...

Le has dado vida al hielo en apenas un verso. Muy bueno, Julio.

Fernando Moral dijo...

Me gusta tela a pesar de que la estructura me desconcierta... o será por eso... sí, puede que sea por eso también. Bueno, que me ha gustado mucho, maehtro.

Un abrazo y a ver si nos vemos mañana.

Sombras Chinescas dijo...

... donde pátina el tiempo.

(y no es una errata la tilde).

Un abrazo navideño.

El alegre "opinador" dijo...

Maravilloso...