lunes, 7 de diciembre de 2009

Abrazos

Dame abrazos, pero sin lengua.

14 comentarios:

Miradme al menos dijo...

Mientes más que Pinocho, roblecillo...
Un abrazo

Rafael Lucena dijo...

Fábula sin moraleja porque tiene un final feliz: Deja que mi lengua te abrace, le dijo la camaleona al ensimismado saltamontes.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Abrazos sí, pero besos. ¡Y qué es eso!

Roble, eres un genio de los grandes, y así, con dos cojones, en silencio.

José Miguel Ridao dijo...

Sí, que las hojas pinchan tela. Y yo llamándote 69...

América dijo...

Estamos en un mes entrañable donde solemos ser mas abiertos a la expresiones de cariño y reconocimiento.

(perdida y sin regreso)

Un abrazo de ida y vuelta.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¿69?

Juanma dijo...

Habrá que explicar eso de 69...

Te tengo perdido, Hojas del roble, mañana tranquilo desde mi casa te vuelvo a encontrar.

Un fuerte abrazo.

Las hojas del roble dijo...

Sí que miento...

Las hojas del roble dijo...

Pobriño saltamontes, Lucena.

Las hojas del roble dijo...

Gracias, Javier.

Las hojas del roble dijo...

65, Ridao...

Las hojas del roble dijo...

Un abrazo de ida y vuelta, América. Cualquier mes es bueno.

Las hojas del roble dijo...

Yo no te pierdo, Juanma, para eso somos amigos.

José Miguel Ridao dijo...

Aclaro: como este nuevo blog es tan misterioso yo llamo a su dueño (o dueña) 69, en recuerdo del Superagente 86 y la agente 99, que estaba una jartá buena.