miércoles, 29 de febrero de 2012

Cuaresma. Las miradas del amor. El Cachorro





Talla de Francisco Antonio Ruiz Gijón (Utrera, 1653- Sevilla, 1720), escultor español del BarrocoPontificia, Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Madre y Señora del Patrocinio. Iglesia del Stmo. Cristo de la Expiración. Triana, Sevilla.
Llegó el momento de tu anhelada Expiración: los brazos en cruz de la pena, los ojos vueltos al Padre y la sangre que mana con elegancia y sin falso dramatismo por un cuerpo joven en perfecta anatomía de la muerte. Tan sobrecogedora es la escena que no te haría falta cruz para conmovernos; flotas en nuestra propia oscuridad.
Primera asunción de la muerte en el alma de un niño: ha habido un incendio, El Cachorro ha sufrido graves daños y la Virgen del Patrocinio se ha calcinado…Recuerdo que lloré, lloré mucho pensando que Jesús y  Madre María habían muerto.
Imagen original del fotógrafo y poeta Ramón Simón en su excelente blog Sombras pequeñas

6 comentarios:

Fernando Moral dijo...

Y esta es la prosa que mana con elegancia.

Un abrazo.

Ramón Simón dijo...

Con elegancia y profundidad,
la vida y la muerte: "flotas en nuestra propia oscuridad"; " Primera asunción de la muerte en el alma de un niño".

Enhorabuena.

un abrazo

Alonso dijo...

Me santiguo y humillo, maestros.

Alonso

(Hermano del Cachorro)

PEPE LASALA dijo...

Precioso, soy hermano del Cachorro y me he emocionado, enhorabuena. Acabo de conocer tu blog y me ha gustado muchísimo, así que con permiso, me he registrado como seguidor. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

América dijo...

Amigo siempre siempre esta imagen me impresiona y sobrecoge.Te felicito por la serie, la elegancia de las imágenes y tu prosa ya lo sabes: exquisita y perfecta.
Abrazos de ida y vuelta .

Las hojas del roble dijo...

Besos a todo. Uno en especial a América de ida y vuelta