domingo, 7 de noviembre de 2010

Asco

No me gusta esto: estoy pendiente de recibir una decente suma por derechos de autor, coño, pero no llega; el niño no deja de darme el coñazo con sus cosas cibernéticas y relaciones sociovirtuales; bajo a comprar tabaco y sacar dinero y un grupo de chavales malpeinados, de estética antiestética y modales aquerosos celebra un torneo con bicicletas, mientras chicas de grandes aros en orejas amarilleadas y tintes muy rubios o muy negros los burraquean a placer. Vuelvo una esquina y encuentro a una pareja de morreo. A ella se le ve la raja del culo y tiene más pelos que yo...en fin, tarde de spleen de domingo: un asco

14 comentarios:

madison dijo...

Claro, si ya digo yo que no me gustan las tardes de domingo

Alejandro dijo...

Spleendido, Julio.

No sé si lleva el acento en la primera o en la segunda "e"... aunque poca vida les queda a los pobres.

¿Qué me dices de la nueva Gramática?

Fernando Moral dijo...

La última imagen no me dejará dormir esta noche, mamoncete. Pelos...

Las hojas del roble dijo...

A mí tampoco, Madi

Un beso

Las hojas del roble dijo...

Me alegra que te guste, Ale

Un abrazo

Las hojas del roble dijo...

A mí tampoco, Fer...Qué ascooooo


Un abrazo piloso

Capitán dijo...

Eso decían nuestros padres cuando nosotros ..., pero coincido contigo, un asco, una buena mili es lo que falta aquí.

Un abrazo Don Julio

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Te estás haciendo viejo, Julete.

Juanma dijo...

Las tardes de los domingos son siempre tan tontinas, las pobres.

Un fuerte abrazo.

Ramón Simón dijo...

" Po menos mal que ha sido un asco",

un abrazo.

Eutelia dijo...

Cuando te llegue la plata de los derechos de autor nos cuentas como se ve el domingo
Saludos,
Eutelia

Sombras Chinescas dijo...

Me temo que los derechos de autor son lo único que se tarda más en percibir que los pagos municipales.

Saludos.

América dijo...

Tarde dominguera y los tiempos que cambian,nos adaptamos y tomamos lo mejor de cada década...Tontos domingos.

Un abrazo de ida y vuelta.

El alegre "opinador" dijo...

¡Cómo está el patio...!
Tranquilidad, amado líder...
Un abrazo.