sábado, 2 de enero de 2010

El GPS del sexólogo

Ha llegado a su pepino
- Pues tríncame el destino

14 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Esta entrada es un cipote.
- Pues tríncame el pasote.

Las hojas del roble dijo...

Jejejejej

verdial dijo...

Jejejejejeje, pues yo que pensaba que era al contrario...

América dijo...

JEJAJAJA...Mi querida Verdial piensa que es al contrario y yo estoy tratando de entender.

Un abrazo de ida y vuelta que no necesita GPS.

El alegre "opinador" dijo...

¡Vaya tela, vaya tela! Todavía te dura la "confusión" de Nochevieja. Ya te dije que a nuestra edad hay que cuidarse... Je, je, je.

Pasión dijo...

Eres la alegría de la huerta Julio, je,je, ay que risa felisa.

Feliz Año Nuevo

Las hojas del roble dijo...

Nada es lo que parece, Verdial.
Un abrazo

Las hojas del roble dijo...

Abrazos de ida y vuelta América. Ya te explicaré.

Las hojas del roble dijo...

Nos cuidamos, Opi: no hay más remedio.

Las hojas del roble dijo...

Me alegra hacerte reír, Pasión.

madison dijo...

jajajajajaja
he tendio que leerlo tres veces!!!!
¿Qué has fumao?

Las hojas del roble dijo...

Chesterfield puro y duro, Madi.

Rosna dijo...

Jijijiji... como he reído última y no entiendo el SSS del sexólogo ...
Nada de pepinos , Sí porrazos ...je ...
aunque también más vale pepino en mano (.O.) que cien rondando ..... upsssssssssss efectos del sake ....
Vaya pepino , me ha dejao un sabor amargo en la boca .... me fuiiiiiiiiiiiiiiiii .....
Chao .
saludos vegetarianos !!!!!
Rosna

Las hojas del roble dijo...

Qué arte tienes, Yuriko.