lunes, 18 de julio de 2011

Paridad, divino tesoro

No salgo de mi asombro: pongo la tele y comentan en las noticias que se ha suspendido la designación de los ganadores del Premio nacional de cinematografía porque en el jurado no existía paridad. Con actuaciones como esta se provoca lo que dicen que pretenden evitar: el sexismo más flagrante e inevitable, ya que no se valora a las personas por su capacidad, sino por la natura de su bragueta.(paradojas de lo políticamente correcto), qué fatiga.

6 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo leí esta mañana y ¡qué te digo!
Joder, joder y joder.
Un abrazo.

Juanma dijo...

Yo no lo sabía y sí...qué fatiguita miarma.

Un fuerte abrazo.

Sombras Chinescas dijo...

Aquí es cuando la paridad acaba en PARIDA.

saludos.

El alegre "opinador" dijo...

¡Qué fatiga! (Como tú dices)
Un abrazo.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Bueno, ni te cuento las chorradas que se pueden hacer. Hasta el gorro. Supongo que no alcanzaremos la paridad mientras no haya el mismo número de tontas y tontos representándonos en donde sea.

Joaquín González García de Cosío dijo...

Pero fatiga...