miércoles, 29 de abril de 2015

El silencio me alimenta

El silencio me alimenta,
como a la fuente el agua
que se convierte en sueño.

Ruedan las hojas.
Y las horas, inermes de soledad,
se debaten
en el sol a sol de primavera.

Pasando de un pensamiento
a otro,
conocemos
las siete lenguas de Dios.

lunes, 27 de abril de 2015

Pan y cielo, de Juan Cobos Wilkins. Para disfrutar de una muy buena lectura


Hace un rato he acabado de leer la última novela de Juan Cobos Wilkins, Pan y cielo. Hace mucho tiempo que no disfrutaba tanto con una novela: la historia está ambientada en hechos reales acaecidos en época republicana en Trigueros (Huelva). Los vecinos tuvieron que idear la estratagema de afiliar al santo titular de su pueblo a la UGT para que así saliese en procesión y pudiese ayudar a los más desfavorecidos de la comarca.
El argumento está salpicado de un profundo conocimiento histórico y aparecen alusiones muy curiosas, por ejemplo, al terremoto de Lisboa o a las Misiones pedagógicas de la República. Su estilo es dinámico y vivo, ya que Cobos maneja a la perfección diversos registros, y los salpimenta con el fino sentido del humor que caracteriza al escritor.
La impresión que podría causar en cualquier lector es que Cobos Wilkins ha destilado en un mismo matraz el estilo de García Márquez, el dolor de España de Valle Inclán y lo mejor de Lorca y el teatro del absurdo...Total, una mezcla explosiva y gratificante.
Enhorabuena a Juan, y enhorabuena a Javier Sánchez Menéndez, de la Isla de Siltolá, su editorial.

viernes, 10 de abril de 2015

Abril


Y este abril, como tantos otros,
de tardes primaverales
en las que falta el oxígeno,
seguirás sin tocar el piano
y te sentarás
absorta en el mol mayor
de células muertas
cuyas teclas acaricias con rabia,
sacando el tiempo por detrás
en una suerte de aria impostada.
Y te miraré,
como tantos otros abriles,
procurando que comprendas
que tu tristeza es la mía,
que mi soledad
es la tuya.