martes, 29 de diciembre de 2015

Deseo desatendido

La vida es un deseo desatendido
por el monstruo imperturbable de los recuerdos:
pasa el tiempo que no llega
y en ese ciclo que no se rompe
nos vamos bañando
día a día
en las aguas ponzoñosas de un río
que siempre lleva el mismo nombre.

No hay comentarios: